Abusando de la asistenta con su familia al lado

La chavala de la limpieza está verdaderamente buena. El dueño de la casa lo sabe y se le pone durísima cuando la ve. La putona lleva unas falditas cortísimas, se le ve todo cuando se inclina. El día de hoy el compañero no ha podido soportar más, y mientras que el resto de la familia estaba reunida, el cochino ha terminado abusando de la asistenta. El compañero le ha metido la pija en la bocaza a traición y le ha toqueteado sus tetas redonditas. Tras tocárselo todo, se la ha llevado a otra habitación para terminar lo que ha comenzado. Reventándole su coño piloso y escupiendo la leche en su inocente carita.