amante sumisa le come la garcha a su gordito marido

Nada mejor cuando llegamos a casa que tener una sumisa presta a chupetearnos el rabo y los huevos para descargar el semen lo antes posible y quedarnos relajados. Eso es lo que hace esta amante, que le come la garcha a su gordo marido y lo hace tomándoselo con mucha calma y gozando del instante. La mujer debe haber chupado muchos rabos durante su vida y tiene una forma bastante particular de comerla, si bien es más que suficiente a fin de que su marido concluya descargando toda la lechada. Nosotros no le afirmábamos que no a una mamadita de las suyas.