Estaba cachonda y necesitaba garcha

Se ve que esta chavala está más cachonda que de costumbre, puesto que solamente llegar a casa, echó mano de su panocha y comenzó a masturbarse. Mas al verla, el amante no pudo eludir hacer algo y decidió echarle una mano, utilizando sus dedos para darle placer. La cosa ya no tenía vuelta atrás y, tras comerle el rabo a conciencia, la muy loba se abrió de piernas para gozarlo en una culiada casera.