Gordita tetuda disfruta de una rica garcha negra

La gorda tetona de este escena porno de culear se ha quedado sola en su fantástica casa y tarda apenas unos minutos en llamar a su amante negro, es una gorda con suerte, está casada con un millonario del que consigue la vida de una reina mora y cuando el hombre se marcha de viaje la mujer gorda le resulta zorra infiel con todos y cada uno de los negros de la urbe, tiene una obsesión con las grandes vergas negras, ¿va a ser que de adolescente la dieron mucho chocolate?, quien sabe mas la gorda sin una buena pija negra entre sus piernas no puede ser feliz