Quiropráctico violador penetra a una paciente

Acudir a la consulta de un quiropráctico violador tiene serias consecuencias. Te puede doler la espalda o bien otra una parte del cuerpo, mas lo que pasará es que cualquier mujer que asista a su consulta acabará siendo violada de forma malévola. El hombre amenaza a sus pacientes diciéndoles que si no se dejan hacer el tratamiento al completo no las va a poder sanar. Y el tratamiento implica que las coja a fondo en su consulta, sin emplear condón de ningún género y disparándoles al final todo el semen en la bocaza de qué manera a unas buenas putas. Mas curiosamente sus pacientes salen contentas de su consulta.