Saca su consolador en cuanto ve a su amiga

Llevaba un tiempo fantaseando con enrollarse con su amiga y el pasado día, estando ella de visita, tuvo claro que era el instante. Lo que terminó haciendo esta muchacha rubia, fue sacar su consolador preferido y ofrecérselo para compartirlo en una cogida rica lésbica juntas. La chica morena admitió de buenísima gana y al final, las dos se corrieron de lo bonito con la experiencia, que probablemente terminarán repitiendo.