Violada por un extraño en el confesionario

Cuando esta MQMF va al confesionario de su parroquia con el propósito de contarle al cura los pecados que ha cometido últimamente se halla con algo que no aguardaba. Desde dentro una voz, teóricamente la del cura, le afirma que ponga la bocaza en la ventana y la abra. Su sorpresa es mayor cuando se halla la pija del cura y le afirma que se la chupe. Después la fuerza a entrar en el confesionario y se la folla a a lo perro. Para entonces la MQMF ya ha visto que ese no es su cura, sino más bien un violador, con lo que acaba violada por un extraño al haber intentado confesar sus pecados.